En vísperas de Lenovo Tech World 2017, pensamos que sería interesante llevarlos nuevamente al evento del año pasado en San Francisco. Este ensayo fotográfico quita nuevamente el velo para revelar toda la euforia, frustración y trabajo duro involucrados en el lanzamiento de una fiesta de tecnología gigante para una gran empresa como Lenovo.

La planificación comenzó más de un año antes, pero nuestra historia aquí comienza un día y medio antes del show cuando los empleados de Lenovo vuelan desde cada rincón del mundo. Trascienden las barreras del idioma y la cultura, y se reúnen para compartir un torrente de adrenalina e insomnio y construir lo que equivale a un gran espectáculo de rock de un día para los nerds tecnológicos.

El Masonic Auditorium en Nob Hill, San Francisco, es un manicomio. Hay desorden y caos por todos lados. Cajas a medio embalar, cables de sonido, taladros y serruchos se encuentran esparcidos por la soleada entrada mientras que golpes misteriosos alteran cada tanto la tranquilidad dentro del teatro de décadas. En el centro de todo esto, se encuentra un equipo de empleados dedicados de Lenovo, todos desde el CEO hasta el gurú de redes sociales hasta el asistente fiel, reunidos alrededor de un puñado de mesas, tazas de café y computadoras. Este es el equipo de Tech World de Lenovo: un grupo de apasionados osados que se dedican a presentar un Lenovo más nuevo, valiente y rebelde al mundo.

Sí, Tech World es, como dice el Director de Marketing David Roman, el "momento más importante del año" de Lenovo. Es una oportunidad de exhibir nuevos smartphones de vanguardia equipados con grandes cámaras, realidad aumentada o altavoces de conexión rápida. Es una oportunidad de exhibir los poderosos servidores y las computadoras duraderas de Lenovo. Pero, para los empleados, también es una oportunidad para compartir con el mundo porqué su trabajo es importante, porqué Lenovo es la empresa de tecnología que no puedes ignorar y porqué son diferentes para ser mejores.

Tech World no se trata solo de marketing. Para cientos de empleados aquí –y los miles que han trabajado en la conferencia desde lejos– Tech World es personal. La conferencia comienza en tan solo 36 horas, un día y medio que promete estar lleno de sudor, estrés y trabajo duro, todo en busca de un éxito rotundo.

 

CONSTRUCCIÓN: FALTAN 36 HORAS

Mucho antes del comienzo de la construcción, la jefa de diseño, Rebecca Welles, trabajó duro para idear el esquema de color, diseño de luz, montaje escénico y disposición del evento anual.

Cada color, tipografía, mesa, calcomanía, cartel y señal comenzó con ella. Ella emana energía entusiasta, preocupada por los detalles de las calcomanías que van a los laterales de cada peldaño. Un empleado colega sugiere que ella se lleve las calcomanías a casa luego de Tech World. Por medio segundo, parece considerarlo.

Rebecca es una radio caminante, y hace ambas cosas con gracia a medida que camina a través de pilas de embalaje y cables de extensión sueltos para abrirse camino a las entrañas de Tech World. Este es el piso inferior donde los trabajadores y periodistas pueden meter un poco de trabajo, comer algo o tomar una siesta rápida mientras que el espectáculo sigue arriba.

Por los muchos lugares caóticos y abarrotados que existen aquí, también hay un montón de lugares vacíos que llenar. Como diseñadora líder, Rebecca tiene un enfoque práctico. Hace una pausa para rearmar la disposición de una mesa o correr muebles para un lugar u otro. Al observar una imagen de un asiento para bebés de osito, Rebecca pone un tono combativo cuando se trata de comercializar la marca Lenovo. "Se trata de marcar un actitud", comienza diciendo, luego hace una pausa para correr una silla unos pocos centímetros a la izquierda.

Si Rebecca lo hace a su manera, esa actitud aparecerá durante cada momento de Tech World. El negocio de Lenovo es próspero, pero aún no es un nombre familiar entre las marcas de consumo globales, por lo que esta exhibición de su espíritu rebelde debe recorrer un largo camino y ganar corazones.

Esto requerirá mucha dedicación–y calorías. Detrás de escena, los trabajadores se llenan la boca de Pop Tarts y gusanitos de goma, descargando camiones repletos de muebles, paredes móviles y equipo de escenario. Una vez que los camiones se descargaron, comienza el paso dos: desempacar y ordenar, todo de acuerdo a la cuidadosa planificación y diseño de Rebecca. Si bien las paredes de Tech World se están erigiendo alrededor de ellos, los empleados de Lenovo tienen que prestar atención a detalles mucho menores. Los stands de demostración en sí mismos requieren una atención cuidadosa, que garantice que se atornille la lamparita de luz correcta aquí y se cuelgue el fondo adecuado por allí.

En medio de ajustar la luz o disponer los nuevos smartphones, los empleados colegas pasan por el stand del otro para ponerse al día. Si bien Tech World es indiscutiblemente para el público, también proporciona un contexto para una reunión de empleados, que reúne empleados de Lenovo de todas partes del mundo en un espacio.

En el ojo de esta tormenta se encuentra el CEO de Lenovo, Yang Yuanqing, conocido con cariño por los vice presidentes y pasantes simplemente como "YY". Esta es su primera visita al Masonic Auditorium, que a menudo alberga conciertos de pop y rock. Sin ninguna señal de una banda a la vista, YY ocupará el escenario del lugar, y llevará la imagen de la empresa durante dos horas durante su presentación principal. Como una verdadera estrella de rock de la tecnología, tiene un aspecto genial, calmo, tranquilo y listo para la cámara.

El staff de YY lo lleva a recorrer el lugar, que se ve bastante destartalado en este momento, stands de demostración en varios estados de deterioro y equipos de iluminación colgando al azar del techo. Se agacha debajo de los cables colgantes para saludar a los empleados que pasan, quienes a menudo parecen un poco deslumbrados en presencia de su CEO.  No hay nada como una mirada del jefe para motivar a las personas.

Siguiendo el recorrido, YY es guiado al escenario para la práctica de la presentación. Parece como una obra de la escuela, mientras Charles, el director de escenario intenta apartar a los líderes de Lenovo de su trabajo y reunirlos en el escenario.

YY quiere ver cómo se verá en el escenario desde el fondo del lugar, por ello el líder de comunicación interna de Lenovo, Khaner Walker, se ubica como doble. "Camina con una sonrisa, es lo más importante que quedará registrado", aconseja Charles. "Estás recibiendo a la gente", añade un asistente. "Eres el anfitrión".

MONTAJE Y ENSAYO: FALTAN 24 HORAS

El sol sale lentamente en Nob Hill y se asoma por la impresionante ventana mural del Masonic, que baña la entrada de puntos de luz multicolores. Los trabajadores no parecen apreciar el amanecer. Muchos trasnocharon ya que la presión por prepararse para la llegada de Tech World aumenta. Beben café y bebidas energéticas y se frotan las ojeras debajo de sus ojos, y simultáneamente clasifican listas de asistentes e imprimen insignias con los nombres.

Una escena extraña se desarrolla fuera de la entrada del escenario principal. Hay una pared de acero con orificios, un barril de plantas de maceta y un grupo de pasantes confusos que intentan comprender todo. Los pasantes, que recién han llegado a San Francisco frescos de un viaje desde la sede principal de Lenovo en Carolina del Norte, tienen la tarea de crear una pared viviente que servirá como fondo para portarretratos durante Tech World. El grupo pasa las plantas en una línea y forma un verdadero regimiento de macetas. Lirio, helecho, lirio, helecho hasta que todas las plantas hayan sido colocadas en su lugar correcto.

"La ciudad está en llamas", bromea el pasante Zack Green mientras pasa las plantas. "¡Estamos pasando baldes para salvar a una madre y un hijo!" Con menos de 24 horas hasta Tech World, los pasantes mantienen la diversión. Zack se toma un momento para probar él mismo la sesión fotográfica.

Dentro del auditorio, la atmósfera es cada vez más tensa. Los ingenieros de sonido se gritan desde las vigas (¡"Necesitamos otro cable de 5x10!" "¡Necesito cinta adhesiva!") mientras el equipo de presentación intenta trabajar en los detalles más sutiles de iluminación y efectos de sonido.

En varias ocasiones, un efecto de sonido inapropiado, una luz errática o una señal perdida hacen que todo el ensayo se detenga. El CEO de Intel, Brian Krzanich está aquí. En un punto, YY espera que Krzanich ingrese desde el escenario a la derecha pero aparece desde el centro. "Vuelve atrás", grita el director de escenario. "Hagámoslo de nuevo".

La estrella de las redes sociales con voz de helio, Meghan McCarthy, le ofrece un alivio cómico muy necesario al equipo de presentación que se encuentra estresado. Ella es fanática de Lenovo y ha volado para ayudar a presentar un prototipo de teléfono que puede doblarse alrededor de su muñeca como un reloj. McCarthy se prepara para practicar su rutina con el Director de Tecnología de Lenovo, Peter Hortensius. La combinación parece extraña –el ingeniero veterano y la reina de las redes sociales virales– pero los dos comparten una química sorprendente.

"¿Cómo ensayas habitualmente tus videos?" Pregunta Hortensius.

"No ensayo", responde McCarthy.

El ensayo es un trabajo lento y tedioso. Algunas empresas pueden haber tomado el camino fácil: una presentación menos ostentosa, una configuración más simple, etc. Pero esto es Lenovo, y todos parecen tener un vínculo emocional con Tech World. Si bien el proceso es caótico, el equipo sabe cómo trabajar duro y trabajar juntos. Ellos son fuertes.

Johnny Lee, de Google, el arquitecto de una tecnología de realidad aumentada llamada Tango, recibe información sobre su papel en la presentación. Presentará el revolucionario Phab 2 Pro, un teléfono compatible con Tango que lleva la potencia de la realidad aumentada directo a tus dedos. Si bien es conocido por su destreza en ingeniería, Johnny tiene una presencia escénica natural. Lanza chistes tan libremente como coloca dinosaurios en el escenario (una propuesta para la demostración de la aplicación Tango que te permite interactuar con las criaturas ya extintas desde tu teléfono).

El staff de YY continúa retocando su discurso principal bajo una presión de tiempo cada vez mayor. El CEO se toma un descanso para una entrevista corta sobre Weibo, una red social de China.

David Roman, el Director de Marketing de Lenovo, es el cerebro indiscutido detrás de Tech World, el hombre con la tarea de establecer el tono, estilo y actitud (con un énfasis extra en la última). Pero incluso ahora nada es inamovible y aún se están definiendo aspectos significativos del espectáculo a través del diálogo y el compromiso.

EL TRABAJO: FALTAN 20 HORAS

La presentación es una entidad con vida, en proceso de evolución. Casi todo acerca de ella, desde el video de introducción hasta el guión, aún se encuentra sujeto a cambios. El guión resulta ser un anuncio pesado para el equipo. Las bromas acerca de Silicon Valley que parecían graciosas en papel fracasan en la sala. Los escritores se toman una pausa para corregir una broma, idear otra y luego trabajarla directamente con YY desde el escenario. Es un curso intensivo de comedia sobre tecnología.

Al menos 60 (¡!) bocetos del guión han salido de la impresora al costado del escenario hasta ahora. Bajo la presión de tiempo, no hay lugar para el bloqueo de los escritores cuando el equipo de guión intenta sumar líneas nuevas a pedido.

Los asistentes de YY revolotean alrededor de él como cariñosas madres escénicas. El director de escenario lo entrena para aflojarse y quitarse cualquier tipo de rigidez. Hay un tranquilo silencio en bastidores, incluso durante el ensayo general. Es un oasis de calma que contrasta con la energía frenética inagotable afuera.

De nuevo en las entrañas del Masonic, David Roman pone en pausa su actuación seria para filmar un video gracioso con Meghan McCarthy. Para los ejecutivos de Lenovo no es todo sala de reuniones y presentaciones de PowerPoint. Meghan y David recorren el auditorio, cantando las Spice Girls, pretendiendo ser la reina de Inglaterra y chocándose entre sí. En el video de parodia, ella le enseña a Roman cómo "volverse viral".

En un hotel al pie de la colina, justo fuera de Union Square, la líder de comunicaciones de Lenovo en Europa, Antonia Ventura, con jet-lag, ha pasado todo el día llevando a una docena de periodistas europeos de tecnología con el mismo jet-lag que ella de un sitio a otro de Silicon Valley. Recién vuelven de visitar Intel y Dolby. Hoy a la noche, dejarán de lado la tecnología para cenar en un crucero alrededor de la bahía. Ventura aún no ha ingresado al auditorio pero ella, como muchos otros empleados, tiene un papel enorme en el éxito del evento.

El sol comienza a asomarse detrás de algunas nubes características de San Francisco, que marcan la llegada pendiente del anochecer. El tiempo se está acabando. Mañana en la mañana se abrirán las puertas de Tech World. Si bien se han colocado los carteles y se han dispuesto los muebles, deben atenderse los detalles en las horas de luz que restan. Solo una noche más hasta que todo sea luz, cámara, acción.

EL GRAN DÍA: FALTA 1 HORA

Parece que ha pasado mucho durante la noche y el Masonic Auditorium ahora se ve transformado y preparado. Las mesas en el lobby han desaparecido, el piso del espectáculo está inmaculado y las estaciones de demostración están llenas de productos de Lenovo, preparados para ser observados.

¿Es ese el nombre de Ashton Kutcher en la pila de identificaciones? Los empleados que pasan toman fotografías a medida que revuelven la pila, buscando sus propios nombres.

Las puertas del Masonic se abren en forma ceremoniosa y todos, desde los periodistas hasta los súper fanáticos de Lenovo, ingresan al lobby para recoger sus credenciales. Hacen fila en frente de la puerta de entrada del auditorio, ansiosos por obtener asientos en las primeras filas para el espectáculo, pero aún no hay que vérselas con la seguridad.

Mientras esperan para ingresar, los asistentes se detienen a admirar la ventana mural "endomosaico" masiva de Emile Norman, un baluarte para los visitantes del Masonic desde 1958 y un complemento indiscutible de los varios carteles coloridos de Lenovo.

Algunos selectos armados con palos de selfie y smartphones logran ingresar antes de que se abran las puertas oficialmente. La pared viviente de los pasantes resulta ser un fondo perfecto para las fotos, Periscopes y Snapchats (mejorados por el filtro personalizado Tech World de Lenovo para el día).

Detrás de escena, continúa la conmoción. El productor de transmisión, Alan White, acaba de accionar el interruptor que transmitirá en vivo el espectáculo en YouTube. Solo unas pocas miles de personas pueden entrar en el auditorio pero millones más mirarán en línea desde lugares alrededor del mundo. Alan está un poco aturdido. El espectáculo aún no comenzó y ya hay 1.000 personas conectadas para el avance. Mientras tanto, Roman avanza a los bastidores, y espera sus señales. Su energía nerviosa puede sentirse. "Hay un montón de piezas en movimiento", dice con una actitud característica de calma bajo presión.

Fuera de las puertas del auditorio, una fila de personas espía a través de las rejas como un montón de fanáticos de la tecnología enjaulados. Quieren ingresar. Finalmente, a las 09:20, las puertas hacia la entrada se abren y la multitud se abre paso en una estampida levemente controlada. Tech World ha comenzado oficialmente.

En un lugar oscuro escondido, detrás del escenario–y al alcance del oído de las personas que están tomando sus asientos–se encuentra YY sereno y preparado. A tan solo 10 minutos del comienzo del espectáculo, está ansioso por salir al escenario y comenzar.

El actor Ashton Kutcher se encuentra en el edificio. Aunque muchos no lo saben, Kutcher es un gran inversor en tecnología y está aquí para presentar los Moto Mods que ayudó a desarrollar con Motorola. Si hay un momento que ha hecho perder el control a los empleados de Lenovo, es éste. Sin embargo, este evento se trata de negocios, no celebridades, y Kutcher parece en su lugar y preparado.

 

HORA DEL ESPECTÁCULO: FALTAN 0 HORAS

El auditorio está lleno cuando los entusiastas empleados de Lenovo, periodistas y fanáticos de tecnología toman sus asientos. Son las 10:02 y la presentación aún tiene que comenzar. Se crea un silencio en la multitud cuando las luces se apagan y el video de apertura comienza a reproducirse.

Es hora del espectáculo.

La mayoría de los empleados de Lenovo se están divirtiendo por primera vez en días. Una excepción es Joe Scarborough, quien pasará toda la presentación tomando fotos y filmando videos para trasmitir en las redes sociales.

El trabajo de Scarborough se facilita ya que YY demuestra un carisma natural y encanto escénico. Puede que no haya nacido para el protagonismo, pero indudablemente ha adoptado el papel de líder de Lenovo.

Al frente del lugar, el VP de comunicación de Lenovo, Jeff Shafer agarra el guión principal -- boceto 73. "No me sacaré el peso de encima hasta dentro de otro par de horas", dice. "Pero ahora realmente confío en nuestro equipo".

Hubo algunos accidentes en el espectáculo, incluso una demora en la entrada de Ashton, pero Scarborough está seguro de capturar cada parte de la acción–buena y mala. "Mi cámara está conectada al Wi-Fi", dice. "De modo que cualquier foto que tomo va directamente a la nube".

Cuando Joe toma fotos de una demostración de "zapatos inteligentes", los miembros del equipo de redes sociales globales de Lenovo (algunos en el sitio y otros en Singapur) reciben la foto casi en forma instantánea. Taylor Wilson lo coordina todo desde su confiable teléfono Moto. Él examina, recorta y distribuye imágenes en los canales sociales globales de Lenovo incluso mientras el espectáculo continúa desarrollándose en el escenario. Y gracias a la transmisión en tiempo real, sus colegas en más de 50 países pronto lo siguen.

El espectáculo se desarrolla a medida que transcurre--cada una de las nuevas tecnologías tienen su momento de protagonismo e invitados especiales entran y salen del escenario. La reina de las redes sociales McCarthy, el CEO de Intel Krzanich, la diseñadora de moda Vivienne Tam, la periodista de tecnología Katie Linedoll y, por supuesto, Kutcher se turnan para presentar todo desde un juego de realidad virtual al smartphone radical Moto Mods. 

Luego, así como así, finaliza. Hecho.

DEMOSTRACIONES, ALIVIO Y ALEGRÍA

Las luces se encienden y la gente se dirige a almorzar. Bandejas de plata adornadas con sándwiches y café los esperan en el lobby. En minutos, el auditorio queda casi vacío. No hay nada como la innovación en tecnología para despertar el apetito.

Los empleados como Yuszela Yusoff (el vaquero de INsider) y Sarah O’Grady (la vaquera de Meghan McCarthy) disfrutan la locura de todo. Pero no por mucho tiempo. Pronto se dirigirán al área de demostración para probar los productos.

Ryan Freeman aún no puede relajarse. Para el experto en comunicación, el gran momento del día comienza ahora. Tiene la tarea de entrevistar a Ashton Kutcher en video. Mientras Freeman observa con nervios una lista de preguntas, Kutcher pasea flexible y relajado. Muerde un brownie, luego recorre el escenario donde Ryan intenta tener una charla antes de que la cámara empiece a rodar.

Ryan pregunta acerca de la historia de Ashton con la inversión en tecnología y su relación con Moto. Ashton se apega solo a la charla de negocios. Él es un gran inversor, después de todo, lejos del representante haragán que lo ha seguido desde que debutó en That Seventies Show.

Fuera de la sala privada de Kutcher, cientos de fanáticos se mueven de demostración en demostración. La gerente de producto de Moto Mods, Andria Nickel, conduce a los periodistas a probar los teléfonos que ella ayudó a desarrollar. "Estoy tan emocionada de poder hablar finalmente de esto", dice, sin perturbarse por todo el alboroto. "Estaba en el colectivo y no podía usar mi teléfono como cualquier otra persona porque aún no habíamos lanzado el Moto Z. Poder compartirlo con la gente es tan emocionante".

En otro rincón del Masonic, el Director de Tecnología, Hortensius, está haciendo una entrevista sobre el futuro de la tecnología. ¿Sus pensamientos? "Vivir en este mundo de IT es un concepto muy ajeno para muchos de nosotros, pero es hacia donde se dirige todo", dice. "Y hasta el dispositivo más simple se sentirá increíblemente poderoso porque está impulsado por la nube que respalda todo eso".

En un lugar cercano, Kate Chang está nerviosa. La jefa de proyecto de Phab 2 Pro tiene la tarea de presentar una demostración de un juego de rifle de realidad aumentada que, en este momento, todos quieren jugar al mismo tiempo. "Tech World es como cuando tienes una fiesta. Una vez que comienza, estás aliviado", dice, si bien aún ni ella lo cree.

YY absorbe todo. Su presentación está atrás pero el resto del día está lleno de eventos: una vez que termine de presentar un par de grupos de debate, tomará la Autopista 101 hacia Silicon Valle, donde será el anfitrión de una cena con CEO colegas de tecnología.

Mientras YY se relaja, Carter Agar levanta sus pies en una sala de estar virtual. Está mostrando una aplicación de realidad aumentada de decoración de hogares de Lowe. "Tenemos el hardware, pero no cobra vida sin el contenido. La tecnología no significa nada sin contenido", explicar Carter.

Al otro lado de Nob Hill en el Fairmont Hotel, la embajadora de marca, Sophie Sidhu, muestra otro lado de Lenovo: software empresarial. "Además de productos utilizados para la diversión pura, estamos intentando crear dispositivos que le permitan a las personas realizar su trabajo", dice. "Productos que hagan las vidas de las personas más fáciles y mejores".

Si hay alguien que representa el espíritu rudimentario de Lenovo en su conjunto, ese es Bryan Ushijima. Se mueve en una demostración de juegos de realidad aumentada que lo rodea en este momento. "Lo divertido acerca de esto", dice, "es que el proyecto llegó a mí un mes antes de Tech World". Sin una pizca de sarcasmo agrega, "Siempre es divertido experimentar nuevos desafíos".

Las horas antes del espectáculo fueron estresantes para Bryan, en especial cuando descubrió que los constructores estaban demorados en la construcción de su stand. "Simplemente me hice amigo de todos los carpinteros y los instaladores, y todos colaboraron. Les compré café. No hubo problemas, personas fabulosas y sonrisas. Me siento un campeón".

Gavin O'Hara es el Editor Global de Medios Sociales de Lenovo. Un agradecimiento especial para nuestros amigos de Viewfind por las increíbles fotos.