Rodeados por las aguas tranquilas de un lago cercano, hombres y mujeres jóvenes acuden a un aula en un Instituto Técnico Superior en Bregenz, Austria. Estas mentes curiosas se amontonan alrededor de una máquina de moldeo ENGEL que se utiliza para crear una gama de piezas de plástico, como marcos para los sistemas de entretenimiento en automóviles. A medida que los estudiantes aprenden los pormenores de la industria manufacturera, están desarrollando sus habilidades antes de graduarse, un recurso muy deseado debido a la escasez de trabajadores capacitados en Austria.

El instituto es solo un ejemplo de la manera en que las empresas de todo el mundo utilizan las máquinas de procesamiento de plásticos para crear una variedad de productos que van desde enormes aspiradoras hasta piezas para automóviles intrincadas. Con una fuerte presencia en todo el mundo, la empresa familiar de 72 años se expandió rápidamente e incorporó 5.900 empleados en todo el mundo y nueve plantas de producción en tres continentes. Para acompañar este crecimiento, ENGEL necesitaba un nuevo proveedor de hardware que le pudiera ofrecer una infraestructura informática estandarizada y eficaz con menos dispositivos y una interfaz mínima. Al recurrir a Lenovo, ENGEL sabía que su socio podía ayudarlo a lograr su visión con las máquinas ThinkPad.

Lee más sobre la historia de éxito de ENGEL aquí. [PDF]

Rahil Arora lidera el programa de Historias de Clientes de Lenovo.