A finales del año 2016 Lenovo inició la implementación de un ambicioso proyecto a nivel global con el objetivo de mejorar la gestión de la cadena de suministro de partes para el servicio post-venta. 

El cambio implicó la creación de un nuevo equipo mundial (Service Suply Chain – SCC) que se encargaría de integrar la capacidad de distribución y almacenamiento de partes desde el Centro Global de Suministros en China y un equipo local en cada país de habla hispana en Latinoamérica con experiencia en la gestión de logística, aduanas e inventarios. La suma de esfuerzos estaría enfocada en un solo objetivo: mejorar la experiencia del Cliente de Lenovo, ofreciendo soluciones más rápidas y eficaces, a partir de mayores niveles de disponibilidad de partes para reparación, iguales o por encima de los estándares de la industria.

El equipo de Service Supply Chain (SCC) de Lenovo hizo un cambio de 180 grados en la operación, viéndose reflejado en una reducción de los tiempos de atención de los clientes corporativos superior en un 50% frente al desempeño del año anterior.

En Lenovo estamos comprometidos a trabajar para lograr la satisfacción de nuestros clientes y continuaremos atentos a su valiosa opinión para ofrecerles un servicio de excelencia.